El fuego de un escritor que no tiene tregua

El fuego de un escritor que no tiene tregua

May 18, 2009

(entrevista publicada originalmente en revista Son, Montevideo, número de mayo de 1997) Mario Benedetti refleja sin tapujos en su literatura una seria preocupación por la solidaridad social y todo el entramado de las relaciones humanas. Quizá por eso sea uno de los escritores más leídos en América Latina. En la revista“Son” que fundé con unos colegas del periodismo hace muchos años, tuve la oportunidad de entrevistarlo en su piso de la calle Zelmar Michelini de Montevideo. Benedetti, más reflexivo y sagaz que nunca, nos abrió una rendija de su mundo y opinó sobre todo aquello que conforma su pensamiento: su etapa de periodista, su devoción por la literatura, el poco interés en la cultura por parte de los sectores de poder y hasta tuvo la osadía de comentar sus gustos literarios.   UN LARGO CAMINO HACIA LA LITERATURA La discreción y la humildad de Mario Benedetti nunca le permitirán que se atribuya el mérito de haber sido uno de los primeros en instaurar la claridad en la poesía hispanoamericana. Esa misma discreción también le impedirá presumir de su futura investidura, el próximo 16 de mayo de 1997, como “Doctor Honoris Causa” por la Universidad de Alicante, España, y la organización de un Congreso dedicado a su obra en la misma Universidad. Tanta humildad también hará que le cueste reconocer que su vasta obra, que incluye poemas, ensayos y novelas, ha sido traducida a más de veinte idiomas. Pero esa discreción y humildad no implican pasividad frente a la intolerancia, aún a pesar que debió sufrir un largo exilio en Argentina, Perú, Cuba y España, países que lo acogieron pero en algunos de los cuales también debió soportar una dura represión.Para este escritor, comprometido con sus ideales de solidaridad y justicia social, su voluntad de libertad no se detuvo nunca frente a las prohibiciones de la dictadura, cuya censura dejó secuelas en el sentir ciudadano de Mario Benedetti y en el sentir de la gran mayoría de los latinoamericanos. Además de escritor, Benedetti es un hombre que no se deja envanecer por los trofeos y halagos mundiales ni se conforma con la calma que ocasiona el éxito. Además encuentra el tiempo y la infinita paciencia...