Las vacaciones y el tiempo para una pausa

Las vacaciones y el tiempo para una pausa

Jul 11, 2010

El verano parece ser la estación ideal para disfrutar del amor y de la amistad, hacer ese viaje que teníamos postergado, cambiar ese hábito que me ha traído problemas con los otros. También es la etapa ideal para revisar nuestras dudas y certezas y emprender un nuevo camino en caso que sea necesario. Pero sobre todo es el tiempo para hacer eso que no siempre tenemos tiempo. Y para dejar de vivir tan acelerados. El verano y las vacaciones no nos permitirán detener el tiempo pero sí disfrutarlo más, sin agobios ni presiones. Buen tiempo para el amor Los expertos señalan que las feromonas humanas, esas sustancias causantes de la atracción entre hombre y mujer, tienen un efecto mayor con los primeros calores. Sucede que con el alargamiento del día, el calor provoca que las personas pasen más tiempo fuera de casa: paseando, haciendo compras, disfrutando la playa o en la piscina. Del mismo modo, las personas parecen más propensas a relacionarse. Además de ser un buen momento para comenzar a ocuparse de uno mismo y dejarse de preocupar por cosas vanas e inútiles, las vacaciones son también un buen momento para mostrarnos más abiertos al contacto con el otro. Otros dicen que las vacaciones son el desencadenante de rupturas. La rutina y los hábitos de cada uno se ponen en juego aquí. Él puede pensar que las vacaciones son un momento ideal para descansar y alejarse de todo contacto con el exterior. Y ella puede pensar que es el momento perfecto para salir, divertirse, practicar diversos deportes y disfrutar de todas las excursiones que se presenten. En este caso, se hace imprescindible que cada uno respete los gustos del otro sin dejar de ser ellos mismos. Cuando surge el conflicto ante la diferencia, resulta beneficioso revisar, analizar y discutir sin faltar el respeto. La negociación es básica en el amor. Por tanto, puede que ella prefiera salir de compras por los mercados del pueblo y él prefiera yacer en su tumbona, dormitando o leyendo el periódico. Eso no quiere decir que sean incompatibles. Simplemente que en ese momento les apetece distintas cosas. Respetar los tiempos de cada uno es primordial para lograr una...

La pureza, el respeto, la disciplina y metas posibles

La pureza, el respeto, la disciplina y metas posibles

Dec 10, 2009

Si el coaching se refiere a trabajar el presente para ir hacia un futuro prometedor, esto implica necesariamente revisar nuestros valores y creencias para que se cumplan nuestros planes. Sólo si pensamos en las cosas que podemos hacer bien, cuáles son nuestras capacidades, cuáles son las creencias limitantes que tenemos, qué debemos hacer, podremos lograr nuestros objetivos. El coaching tiene que ver con una mejora personal. Precisamente cuando una persona que ha vivido los últimos años dedicada a la crianza de sus hijos, en caso que quiera regresar al mundo laboral, el coaching le puede servir para comenzar a clarificar sus valores, lo que para ella era importante. Puede ser el caso de una ama de casa que cambia su vida al reconocer sus cualidades y potencial. Descubre entonces que le gusta la literatura, el trato con el público y las relaciones públicas. Entonces pide un crédito y decide abrir una pequeña librería que le permite autonomía y conciliar la crianza de sus hijos con un trabajo que le gusta. El primer paso para valorar nuestro potencial es recordar que en cada parte de nuestro ser, tenemos la cualidad de la pureza. En Occidente, la palabra pureza suele asociarse con movimientos religiosos que promulgan la abstinencia total de placer. Pero en realidad, la pureza es esa cualidad que empleamos para huir de los ruidos, de las distorsiones en la comunicación. Cuando alguien se está comunicando con nosotros de manera agresiva, poco cortés o con indiferencia, nuestro ser puede reaccionar entrando en ese mundo de ruidos y voces elevadas o bien, puede apartarse y buscar su instante de luz. Del mismo modo, cuando tenemos un plan que parece lleno de obstáculos, como planear una boda, conectar nuevo equipo tecnológico en nuestra oficina, y nos tardan en hacer las invitaciones o bien los servidores se caen, lo mejor es buscar nuestra pureza, nuestra paz interna, nuestro optimismo y claridad que nos llevarán a encontrar una solución. Esa pureza está muy vinculada a la humildad, que muchos confunden con falsa modestia. El coach necesita que el cliente sepa sus cualidades, las valore y las cultive. No hay que temer reconocer las cualidades porque son ellas las que...

Page 6 of 6« First...23456