Confiar con los ojos abiertos y desde la prudencia

Confiar con los ojos abiertos y desde la prudencia

Nov 10, 2013

En los tiempos que corren donde algunos apocalípticos hablan del fin de las ideologías, el fin de la familia, el fin de la pareja, el fin de los contratos indefinidos, también se habla del fin de la confianza. Vendrán otros que dirán que si pierdo la confianza en los otros y en el mundo, al menos tengo mi autoconfianza, que implica confiar en mí mismo. ¿Qué es confianza? ¿Es un sentimiento o es algo predecible? ¿Cómo logro ser convincente y ser alguien que la gente puede confiar? ¿Debo confiar en mí para ser un ser confiable? ¿Cuáles son los comportamientos a partir de los cuales una persona crea y conserva una imagen de credibilidad ante los demás? Esto es un tema apasionante para mí, que comencé a investigar en España. Tuve la oportunidad de impartir varias conferencias sobre el tema, entre algunos lugares en el Colegio de Abogados de Barcelona y parte de los directivos del Grupo Intercom. Justamente esta última empresa cuenta con un presidente, Antonio González Barros que asombra por su humildad, carisma y por sus valores. Con ese líder, no fue demasiado difícil negociar hacer una capacitación en Confianza para parte de sus trabajadores. Porque González-Barros es la clase de directivo que lidera generando confianza y no desde el miedo, que es el gran error de muchos líderes. Antes de promover mejoras en el liderazgo o en las habilidades directivas de cualquier equipo, es esencial ver primero si las personas que forman parte del equipo confían entre ellas. Con confianza, sentimos que podemos transformar los errores en aprendizajes. Otras veces, nos servimos de ella para crecer ante los retos, sentirnos enérgicos y capaces. Gracias a ella, superamos los obstáculos, nos levantamos de las caídas, exploramos nuevos territorios, en definitiva crecemos. Con falta de confianza, nos sentimos tristes, desganados. La principal razón por la que las personas rechazan promociones es una falta de confianza del tipo de tarea que harán. Los amigos se pelean por falta de confianza. La principal causa de ruptura entre las parejas es también por una falta de confianza. La gente saca su dinero de un banco por falta de confianza.  La confianza suele implicar sinceridad, competencia y credibilidad. Cuando...

¿Tienes el valor de valorarte? Las creencias y su tendencia a ser profecías

¿Tienes el valor de valorarte? Las creencias y su tendencia a ser profecías

Oct 30, 2013

Cuando la gente habla de valores, algunos piensan en la bolsa, en las variaciones de la moneda. Otros piensan que valen si tienen una buena imagen o si ganan mucho dinero o tienen un buen trabajo. En el tercer programa de @RutaFeliz quise tratar el tema de los valores como algo que no podemos tocar pero sí podríamos vivenciar y ejercitar. Los valores son cualidades que todos traemos. Nacemos con valores como el amor, la bondad, la pureza, la alegría, el respeto, la paz y para creer esto, basta que pensemos en un bebé, que su mera presencia irradia todo eso. Algunos crecen y van creyendo que no tienen esos valores y deben buscarlos afuera.  ¿Cuáles son los valores más utilizados en la sociedad moderna?¿Los valores se relacionan con la imagen,  el dinero o el status? Ciertamente que para algunas personas es así. Entre los entrevistados tuvimos a la socióloga, consultora en imagen personal Debbie Goldfarb, a la coach Adriana Taracido, Simon Dolan, estudioso en el tema de valores desde hace muchos años. Utilizamos el término creencia para hablar de los programas que tenemos internalizados. Se originan en aquello que aprendimos en la familia, en la escuela, en el liceo, en la universidad, en el contacto con nuestros amigos y mayores. Cada persona percibe el mundo de una manera distinta. Es así que vamos creyendo que vemos el mundo tal cual es pero en realidad, vemos el mundo tal como somos y tal cómo sentimos. Imaginemos que nuestro cerebro es una computadora, que vamos cargando a lo largo de nuestra vida de nuestra educación, de las ideas y pensamientos que nos tratan de imponer nuestros padres, nuestras maestras, nuestros amigos y todo eso va formando nuestras creencias sobre el mundo. Algunas creencias son lo que llamamos creencias limitadoras, porque frenan o impiden el desarrollo y el aprendizaje. Operan con tal fuerza que llegan a convertirse en una profecía que se cumple por sí misma. Si creces con maestros y padres diciéndote que eres pésimo para la música, es muy raro que vayas a aprender piano o canto. Y si un día te atreves a desafiar esa creencia, puedes descubrir que no eras tan malo...

¿Dejas que tus emociones se transformen en estados de ánimo?

¿Dejas que tus emociones se transformen en estados de ánimo?

Oct 25, 2013

Es difícil concebir un mundo sin emociones. Sin ellas seríamos como un robot, quizá eficaces, pero nunca felices, ni enamorados, ni melancólicos. No conocemos bien nuestras emociones pero experimentamos muchas a lo largo de la vida. Algunas son elementales, pero otras son tan intensas que pueden marcar nuestra existencia para siempre.  Todos experimentamos alguna vez  miedo, amor, ira, tristeza o sorpresa. Debemos indaga un poco más sobre la ruta a la que nos llevan las emociones. Bastan apenas segundos para que en nuestra vida pasemos de una emoción negativa como la ira a una emoción neutra como la sorpresa. La gente habla de emociones positivas y negativas pero más que nada las emociones son una reacción a un estímulo. Por ejemplo, si tú pierdes a alguien que quieres, la emoción de tristeza posiblemente fluya. La tristeza no es mala, lo que es malo es haber perdido esa persona. La tristeza es la respuesta natural frente a esa pérdida. La emoción tiene una experiencia subjetiva, que es el sentimiento. Por ejemplo, si siento que algo me enoja, estoy sintiendo la emoción de ira. Cada emoción tiene una expresión facial y unos sentimientos diferentes. Muchas veces dejamos que las emociones se transformen en estados de ánimo. Cuando eso pasa, nos cuesta más cambiar los pensamientos. Si decido estar triste cada día de mi vida, es muy posible que mis pensamientos sean más negativos sobre las otras personas y el mundo. Si decido vivir alegre y disfrutar la vida, es posible que piense que la vida vale la pena vivirla y sea abierto al mundo. Por eso,  hay gente que se habitúa a estar contenta, enfadada o triste. Los hábitos están conectados con las emociones. Pensamos, decidimos y actuamos. Hoy  el valor no está medir cuan alto es nuestro coeficiente intelectual para nuestro trabajo y estudio. Tampoco interesa nuestro CI cuando hablamos en términos de amor y relaciones. En el mundo vertiginoso que vivimos, de cambios permanentes, nuestra eficacia social adquiere un rol protagonista. Sólo si somos flexibles y capaces de adaptarnos a lo nuevo, nos permitirán salir airosos de los problemas. La inteligencia emocional es la habilidad de una persona para percibir, comprender y manejar sus...

Circulando con calma por la Ruta feliz

Circulando con calma por la Ruta feliz

Sep 29, 2013

La vida, esa ruta por la que todos circulamos, algunas veces con prisas, otras veces con pausas y otras indecisos sobre cuál es el mejor camino para tomar. En mi caso, tuve un rumbo vertiginoso hasta los treinta años. Tenía avidez de saber: comencé estudiando Comunicación para ser periodista, luego me pasé a la psicología y más tarde combiné con estudios de Licenciatura en Letras. No había libro que no me interesara, hoy soy más prudente en esto de leer y trato de tener una lectura por gusto y por el momento, tras publicar “Las mujeres y los hombres que no aman demasiado”, que tuvo mucha difusión internacional,  me encuentro escribiendo más libros. Llevo quince años ejerciendo mi profesión de psicóloga, unos siete años ejerciendo como coach, diecisiete años como periodista y un par de años llevaba en la cabeza la idea de hacer un programa de desarrollo personal, que fuera dinámico, divertido y para todos los gustos y edades. En esta idea, me ayudaron las personas fabulosas que me crucé en mi camino, como Olga Valencia, excelente periodista de  “Hola Barcelona”, un informativo innovador que supo estar en las pantallas de BTV(Barcelona Televisió) y yo tuve la fortuna de compartir los últimos años del ciclo en mi querida Barcelona, España. Por idea de Olga, estuve durante 2008 y 2009 haciendo mi propio espacio de coaching donde hablé de autoestima, pensamiento positivo, valores, inteligencia emocional, comunicación y tantos más, algunos de los cuales se pueden encontrar en Youtube. Y por idea de Carles Lamelo, otro gran periodista y locutor catalán tuve desde 2009 a 2011 mi propio espacio de psicología en “Noches de radio” en Onda Cero. Frecuentemente durante mi residencia de diez años en Barcelona, tuve la fortuna de ser entrevistada para varios periódicos, radios, televisiones y conocí a gente diversa de medios de comunicación de España, entre los cuales, puedo recordar la amabilidad de  Jordi Jarque de La Vanguardia y también de Gaspar Hernández, quien me entrevistó para su programa “L’ofici de viure“(El oficio de vivir) y luego se animó a hacerme una entrevista en La Contra de “El Periódico”, que me trajo muchos clientes y más tarde intentó entrevistarme en catalán(sin éxito...

Las vacaciones y el tiempo para una pausa

Las vacaciones y el tiempo para una pausa

Jan 8, 2013

Mientras Barcelona recibe su invierno con un clima bastante agradable, en Montevideo acontece el verano. Cuando suben las temperaturas, muchas personas se despojan de sus ropas y de muchos prejuicios. El verano parece ser la estación ideal para disfrutar del amor y de la amistad, hacer ese viaje que teníamos postergado, cambiar ese hábito que nos ha traído problemas con los otros. También es la etapa ideal para revisar nuestras dudas y certezas y emprender un nuevo camino en caso que sea necesario. Pero sobre todo es el tiempo para hacer eso que no siempre tenemos tiempo. Y para dejar de vivir tan acelerados. El verano y las vacaciones no nos permitirán detener el tiempo pero sí disfrutarlo más, sin agobios ni presiones. Buen tiempo para el amor Los expertos señalan que las feromonas humanas, esas sustancias causantes de la atracción entre hombre y mujer, tienen un efecto mayor con los primeros calores. Con el alargamiento del día, el calor provoca que las personas pasen más tiempo fuera de casa: paseando, haciendo compras, disfrutando la playa o en la piscina. Del mismo modo, las personas parecen más propensas a relacionarse. Además de ser un buen momento para comenzar a ocuparse de uno mismo y dejarse de preocupar por cosas vanas e inútiles, las vacaciones son también un buen momento para mostrarnos más abiertos al contacto con el otro.  Otros dicen que las vacaciones son el desencadenante de rupturas. La rutina y los hábitos de cada uno se ponen en juego aquí. Él puede pensar que las vacaciones son un momento ideal para descansar y alejarse de todo contacto con el exterior. Y ella puede pensar que es el momento perfecto para salir, divertirse, practicar diversos deportes y disfrutar de todas las excursiones que se presenten. En este caso, se hace imprescindible que cada uno respete los gustos del otro sin dejar de ser ellos mismos. Cuando surge el conflicto ante la diferencia, resulta beneficioso revisar, analizar y discutir sin faltar el respeto. La negociación es básica en el amor. Por tanto, puede que ella prefiera salir de compras por los mercados del pueblo y él prefiera yacer en su tumbona, dormitando o leyendo el periódico. Eso no quiere decir que sean incompatibles. Simplemente...

Give peace a chance

Give peace a chance

Apr 4, 2012

En coaching, constantemente se habla de soluciones,  diseño de objetivos, planes de acción y la importancia de trabajar las creencias del cliente para que perciba un mundo mejor. Algunos tipos de coaching como el ontológico tratan también la fase espiritual del individuo y creo que nunca como en estos tiempos para descentrarnos de las posesiones, los egos, los roles y las competencias. Haciendo ejercicio de la psicología y del coaching, debo escuchar sin prejuicios lo que el cliente me narra.  Debo crear un contexto de confianza y confidencialidad donde el otro realice la apertura y trabaje sus miedos y sus sueños. Diría que un proceso de coaching exitoso se da cuando el cliente logra descubrir quién es, halla sus valores más positivos, que lo conectan con el camino que quiere seguir para concretar sus objetivos. Para este camino, es imprescindible que el cliente se conecte con su parte espiritual, con su ser más íntimo, con todo eso que poco tiene que ver con sus roles y posesiones. Stephen R. Covey habla de ética del carácter, otros hablan de valores, otros hablan de componentes del alma, lo cierto que siempre hay elementos internos que nos permiten funcionar mejor exteriormente. Lamentablemente, lo que está sucediendo es la conexión de la gente de afuera hacia adentro. Hay pocas personas que conectan con sus valores internos y viven en plenitud. La mayoría de personas asocian la felicidad y la dicha a la ausencia de problemas, a la posesión de bienes materiales, al logro de objetivos, a lograr una casa, un coche, una profesión, a tener éxito económico o profesional. Pero si centramos la felicidad en esos aspectos, como tenemos un tiempo por delante, que es cambiante y fluctuante, algún día, pueda que no tenga mi coche, ni mi casa y algún día quizá también deje de ejercer una profesión. ¿Eso significa que dejaré de ser feliz? Si me aferro a lo material y a lo exterior,  la ausencia de esos bienes significará la infelicidad. Pero si me aferro a lo espiritual, todas las crisis y guerras del mundo, no podrán arrebatarme lo que Viktor Frankl llamó la libertad última. Pero principalmente la conexión con el ser nos conduce...

Page 3 of 512345