El secreto del pensamiento positivo

El secreto del pensamiento positivo

Jul 10, 2014

Unos culpan al cerebro. Otros a los padres y a las maestras. Otros al capitalismo o al jefe. Lo cierto que cada vez que tenemos pensamientos negativos sobre algo, la culpa solemos ponerla afuera. Pese a esta ola de negatividad que aflora a veces en los distintos ámbitos en los que nos movemos, hay mucha gente que hace tiempo está cultivando la ley de atracción. Piensa positivo sobre todo y así cree que su vida se poblará de éxito y de abundancia.  Hace unos años, muchos recordaran la explosión de la ley de la atracción, donde se nos hablaba de “el Secreto”. Todo comenzó cuando una americana llamada Rhonda Byrne realizó una película y posteriormente escribió  un libro que se convirtió en un bestseller en todo el mundo. A partir de ahí, se comenzó a hablar de “El Secreto” pero muchos siglos antes, muchos budistas, pensadores, políticos estaban utilizando ese secreto. Esta ley de la atracción  no dice nada nuevo para la gente que trabaja en desarrollo personal aunque es justo reconocer que permitió acercar a personas de diversas procedencias a  las ventajas de conectarse con los mejores pensamientos. ¿Qué es la ley de atracción exactamente? ¿Cuál es el secreto del pensamiento positivo? ¿Cuánto hay de verdad y cuánto de exageración en esta ley? Según la ley de la atracción, siempre estamos pensando y por tanto según sean esos pensamientos, atraemos cosas buenas o malas. Cuando piensas en el pasado, la ley de la atracción está actuando. Cuando piensas en el presente o en el futuro, la ley de la atracción está actuando. En realidad, cuando hablamos o escuchamos a alguien, estamos pensando. Cuando leemos un periódico o vemos la televisión, estamos pensando. Cuando nos arreglamos por la mañana, estamos pensando. Para muchas personas el único momento en que no piensan es cuando duermen, sin embargo, las fuerzas de la atracción siguen operando sobre nuestros últimos pensamientos antes de dormirnos. Otro elemento importante en la ley de la atracción es cultivar la gratitud, evitar las críticas y las quejas constantes. Según “El Secreto”, si criticamos, culpamos o nos quejamos de algo, no estamos siendo agradecidos y me estoy alejando de atraer los mejores hechos...

Gabo se fue pero parece haber invertido bien su tiempo

Gabo se fue pero parece haber invertido bien su tiempo

Apr 18, 2014

Hay una canción muy bonita de John Lennon, “Beautiful boy”, dedicada a su hijo, que habla que la vida es sólo aquello que pasa mientras tú estás ocupado haciendo otros planes ( Life is just what happens to you, While your busy making other plans). Sería interesante que planeemos una vida sin presiones y escojamos disfrutar de nuestro tiempo. Pero nos cuesta, especialmente porque estamos inmersos en un tiempo ansioso y vertiginoso, principalmente las personas que viven en ciudades  de más de un millón de habitantes.Para aprender a saborear el tiempo, basta que este fin de semana prestes atención a cómo realizar las tareas cotidianas. Si el tiempo se transforma en una tiranía, opta por algo distinto. Cuando empleamos unos minutos más en saborear lo que estamos comiendo, en masticar más despacio, puede que saquemos el máximo placer de cada bocado. Cuando abrazamos  a alguien, lleva su tiempo hacerlo de verdad. Cuando conocemos a alguien también lleva su tiempo, donde pueden haber desazones y alegrías, queda en nosotros darnos un tiempo para aceptar las similitudes y diferencias. En nombre de hacer más cosas en menos tiempo, las horas y los minutos que llenan nuestra vida pueden convertirse en nuestros enemigos. El tiempo se nos escabulle. A veces sentimos que nos sobra. Otras veces que nos falta. Sin duda, es una de las preocupaciones actuales. El tiempo a envejecer, el miedo a no aprovechar el tiempo, los plazos de entrega de un trabajo o proyecto, las presiones de algunos para llegar a fin de mes. En el mundo de la empresa, se nos pide una eficiencia multi-tarea, que nos hace trabajar más horas de las estipuladas.  En nuestra vida personal, leemos mientras comemos, miramos la televisión,  estudiamos,  y pensamos en nuestros problemas mientras manejamos o hablamos con alguien.  ¿Qué podemos hacer para sentir que invertimos el tiempo y no que lo estamos perdiendo? Además el tiempo nos conecta con la vida y con la muerte. Recientemente el mundo llora la muerte de Gabriel García Márquez, conocido como Gabo o Gabito para sus amigos, que murió el 17 de abril de 2014 a los 87 años. Claro que si pensamos en temas de invertir el tiempo,...

El amor en tiempos de Facebook

El amor en tiempos de Facebook

Feb 15, 2014

El teléfono sigue siendo el vehículo de monólogos interminables de mujeres que cuentan su insatisfacción a amigas pacientes. Ahora agregamos el celular, con sus modelos Android o Apple que parecen ser la prolongación de la mano de cada persona.  La televisión por cable, con sus canales dedicados al deporte, al cine, a la moda, al entretenimiento, la economía,  ha venido a mejorar los fines de semana de muchos solteros o divorciados. Los reality shows se instalaron en la pequeña pantalla y de este modo nos enteramos que nuestra vida no es tan patética como creíamos. A partir de la llegada de Internet se modificó la distancia entre el tiempo y el espacio. Aquella carta que viajaba en cajas hacia Estados Unidos, hoy llega en segundos por el correo electrónico. Aquel amor que esperábamos conocer en el baile de graduación, hoy se puede encontrar por la red. Basta con conseguir su dirección electrónica o el nickname que utiliza en algún chat.  Tras un gran apogeo de los sitios de búsqueda de pareja como Match, Meetic, PARSHIP, entre otros, ahora parece ser que muchas personas están conociendo a sus potenciales parejas en Facebook. El sitio creado por Mark Zuckerberg en 2004 no sólo funciona como un océano profundo de egos conectados, también funciona como un sitio para conocerse, encontrarse y enamorarse. Mientras tanto, en el mundo real, se observa un descenso del contacto interpersonal. Se siguen evitando las charlas con el vecino o con el compañero de asiento en el autobús. Y al mismo tiempo la gente se conecta más a lo que está aconteciendo en un reality show o a través de lo que le dice un extraño en un chat de  Facebook.  A esos presuntos avances algunos los llaman retroceso. En mi opinión, las personas no están tan incomunicadas como se cree y en todo caso, si el mundo lleva hacia un predominio de las actividades solitarias, siempre hay personas dispuestas a combatir esta tendencia.  Por ello, muchas veces se recurre a Internet donde reina el contacto sin tacto para obtener posteriormente el contacto real. Aunque vivimos tiempos plagados de exhibicionistas y voyeurs  y lo presenciamos día a día en Facebook, que es sin...

Para leer la mente de alguien, mira sus acciones

Para leer la mente de alguien, mira sus acciones

Jan 10, 2014

Algún tipo de cine y hasta algún talk show excedido pretende hacernos creer que somos criaturas de mocos fáciles. Pero no siempre nos descontrolamos ante las desgracias propias y ajenas. Algunas veces hacemos uso de nuestra racionalidad. Así podemos percibir, sentir y observar lo que ocurre a nuestro alrededor de una forma sosegada y prudente. Nuestra racionalidad nos permite examinar nuestros pensamientos. Muchas veces creemos que los pensamientos son exteriores a nosotros pero en realidad somos los creadores. Somos los pensadores pero no los pensamientos. Constantemente, clientes de coaching o de psicología me hablan de los pensamientos como algo externo a ellos, como una fuerza descomunal que los domina. Trabajando los valores y creencias de las personas,  potenciando el valor de la racionalidad, poco a poco se van dando cuenta que son responsables de esos pensamientos que almacenan en su mente. La capacidad de pensar, de descifrar el mundo a través de símbolos y de reflexionar acerca de nosotros mismos ha sido el principal logro de la humanidad. Pensar de forma adecuada es la clave para lograr nuestros propósitos. Tenemos cuatros tipos de pensamientos reconocibles. 1.Unos son los pensamientos positivos que son lo que sacan la mejor energía de nuestra mente. 2. Por otro lado, tenemos pensamientos útiles que refieren a nuestra agenda diaria, a lo que tenemos que hacer a lo largo del día. 3. Otro tipo de pensamientos son los inútiles que son los que nos desgastan. Son esas preocupaciones, cuando rumiamos de forma incesante, inventamos películas sobre hechos concretos, sin tener seguridad de que es real eso que estamos pensando. 4.También a veces creamos pensamientos negativos y transformamos a nuestra mente en nuestra peor enemiga. Si tenemos malos pensamientos o creencias irracionales sobre el mundo eso puede dificultar nuestras metas, nuestra relación de pareja, nuestro trabajo y hasta nuestra independencia. Porque los malos pensamientos traen miedo, falta de confianza, envidia y baja autoestima. Cuando decidimos cambiar esos pensamientos negativos o inútiles, suele surgir el miedo y la curiosidad. Mientras el miedo a lo desconocido actúa como un freno, la curiosidad obra como un incentivo que nos lleva a explorar el mundo y asombrarnos. Pensar es lo que más hacemos en la vida. Lo hacemos...

La inteligencia social

La inteligencia social

Dec 19, 2013

¿Cómo podemos contribuir a la felicidad de nuestros hijos? ¿Cuáles son las claves de entendimiento entre hombres y mujeres? ¿Qué es lo que hace que salgamos contentos de una reunión con nuestro jefe? ¿De qué modo pueden las relaciones protegernos de la enfermedad? ¿Qué puede hacer el maestro o el líder para que el cerebro de sus discípulos o empleados funcione mejor? ¿Se puede ser hábil en lo social en un mundo de auge de las nuevas tecnologías? Nuestras relaciones más intensas nos influyen de formas muy diversas, desde las más leves (como reírnos de los mismos chistes) hasta otras mucho más profundas (como los genes que activarán o no las células T, los soldados de infantería con que cuenta el sistema inmunológico en su constante batalla contra las bacterias y los virus invasores). Pero este vínculo es un arma de doble filo porque, si bien las relaciones positivas tienen un impacto beneficioso sobre nuestra salud, las tóxicas pueden, no obstante, acabar envenenando lentamente nuestro cuerpo. Hace sólo unas décadas, las familias se reunían en casa a cenar todos juntos pero, en la actualidad, los padres e hijos no siempre dialogan ni están abiertos al intercambio. Apenas décadas atrás, teníamos un problema con un compañero de trabajo y buscábamos dialogar con él, de modo de arreglar los problemas, hoy enviamos nuestros problemas por email, por Facebook o por Twitter y muchas veces, dejamos que un texto amplíe o limite nuestras posibilidades de encuentro con el otro. Algunas veces, nos cuesta tener tiempo para el otro y preferimos escudarnos en la tecnología para evitar tener conversaciones profundas. ¿Se puede ser más comunicativo en un mundo donde todos parecen más conectados a su Ipod, su celular o su computadora? ¿Qué importancia le das a las redes sociales para conectarte con el mundo y expandir tus ideas o negocio? ¿Te cuesta desconectar tu vida laboral de la personal? ¿Eres de las personas que no puede dejar de mirar el celular? Para contestar estas preguntas los dejo con el programa sobre “Inteligencia social” de “Ruta feliz” donde entrevistamos a Pablo Buela,  Natalie Alazraki de Styleismo,  Roberto Balaguer, asesor del Plan Ceibal y psicólogo especialista en nuevas tecnologías y...

Escucha empática: comprender primero

Escucha empática: comprender primero

Nov 20, 2013

Cuando pensamos en un buen psicólogo o coach, seguramente la mayoría de las personas valoran el profesional que escucha con precisión. Porque justamente la escucha es la clave de la psicología. Si pensamos en nuestras relaciones, también esperamos que nuestra pareja, amigos, compañeros de trabajo, socios nos escuchen. Digamos que nadie quiere transitar por la vida simplemente oyendo ni tampoco siendo simplemente oído. Sentir que alguien nos escucha nos da aire emocional, nos abre a la comunicación y al bienestar. Aunque en este mundo de ruidos constantes, la escucha fingida es muy frecuente. Por tanto, la escucha profunda o empática es un bien apreciado por pocos. La escucha empática es una de las claves de la comunicación efectiva y para ejercerla, debo tratar de comprender primero al otro y después tratar de ser comprendido. Pasamos años aprendiendo a leer y escribir y aprendiendo a hablar. Pero ¿qué educación o adiestramiento nos permite escuchar de tal modo que comprendamos real y profundamente? Los expertos en comunicación estiman que el diez por ciento de lo que comunicamos está representado por palabras, otro treinta por ciento se transmite a través de diversos sonidos y el sesenta por ciento  restante de lo que llega es lenguaje corporal. Por tanto, todo nos llega más por los movimientos, los gestos, las expresiones que por el discurso o el contenido. Claro que antes de escuchar, primero debo observar el mundo. Cada persona tiene una mirada propia sobre sus relaciones y las cosas que le suceden. Claro que si me enfoco en eso que observo y en lo que siento, es difícil que logre comunicarme efectivamente con mi hijo, pareja o jefe porque más allá de mi enfoque, debo ver el enfoque de ellos. Una clave sería tratar comprender antes de ser comprendido. Pero esta es una tarea difícil ya que en ocasiones hablamos sin parar sobre nuestros temas, preocupaciones, tratamos que los otros nos escuchen y casi no dejamos emitir palabras a nuestro interlocutor. Usualmente buscamos primero hablar y ser comprendidos.  De ahí que algunos despotriquen con frases al estilo “mi jefe no me entiende”, “mi pareja siempre hace lo que quiere y no me comprende”. Cuando en realidad, deberíamos dejar...

Page 2 of 512345